sábado, 5 de marzo de 2011

Sólo por diversión



"Falta la parte que construye, lo que brinde ideas de cómo salir de los problemas o defectos que se marcan. De otra forma uno puede quedarse en el rincón del grupo y gritar su deprecio sobre lo que ve de erróneo en la sociedad y su gente, pero no aportar el genio de innovar y plantear una idea de cómo modificar tales errores y defectos.

Esta persona o grupo, una vez hecha la primera parte de la tarea, describiendo el mal que aqueja, si no avanza al siguiente nivel de creatividad, entra en una espiral descendente de coraje y depresión, siempre encontrando nuevas cosas que enjuiciar y acabando, paradójicamente, siendo un estorbo a la posibilidad de que el resto del grupo humano crezca, al hacer pensar que no hay solución a los males o que la única solución es la amputación. Ejemplos de esto los mencionas en general, pero pueden tener nombre: La Inquisición, Hitler, Stalin, Ku Klux Klan, Pinochet, Díaz Ordaz, etc.

Construir y aportar para reducir el caos del universo físico, intelectual o moral es una grave e importante responsabilidad del ser humano (Mario Hugo G. P.)."

Los párrafos anteriores fueron escritos por mi padre al finalizar su análisis relacionado a una nota llamada 'Desperdicio'.  No retomaré el tema de aquella nota - no es de mi interés profundizar en esa cuestión, por ahora, así que confiaré en aquel que haya leído dicho texto y sepa interpretar satisfactoriamente las palabras de mi padre. En particular, el texto 'Desperdicio' no tenía intención alguna de proponer ideas, sino presentar lo que acontece frente a mis ojos, nada más. Arrojé el tema para que el lector llegara a sus propias conclusiones, y por medio de comentarios complementara el texto. Debemos tener en mente que la extensión de una nota - por definición – es breve, por consiguiente la cobertura del tema nunca será completa y estará sujeta siempre a la subjetividad del autor y su interés por presentar ciertos argumentos, mientras inevitablemente, excluye otros.  

Naturalmente, el tema que se expondrá a continuación fue estimulado por aquella agradable crítica.

'Sólo por diversión'

Sabe, la frase que tiene por título este texto, no proviene de una simple carcajada o un vago recuerdo en mi mente. Proviene de mi vida completa, que nunca ha visto demasiado lejos a una sonrisa, es decir, es frecuente escuchar una carcajada a mi alrededor, y de la manera más humilde, nunca prepotente y maliciosa, aseguro que no todas han sido causadas por mí, en definitiva las risas más extravagantes de mi existencia han sido producidas por la maestría de otras personas. Sin la necesidad de buscar, pero siempre con la intención de encontrar la felicidad en otros. Por otro lado, sin la intención de encontrar, pero con la necesidad de buscar la tristeza para ayudar a quienes están sumergidos en ella. Uno quisiera poder aclamar esto último en cada día de su vida, sin embargo es difícil aceptar que no lo es así, al menos para algunas personas, no para mí. Encolerizo frente a las personas que niegan - en público, su indiferencia frente a un tema o peor aún frente a un ser vivo. En comparación a estas personas, me parecen admirables aquellas personas que admiten su apatía y despreocupación frente al tema en cuestión. Así que esperando contribuir y no entorpecer al grupo, me comienzo a divertir.

Por la noche, cuando no consigo dormir, siempre recuerdo alguna canción, ninguna en particular, sin embargo no dejo de pensar en ella en un largo rato.

Es llamativo pensar que en todas las culturas humanas se dé el fenómeno de la creación musical. No indagaré en explicaciones científicas, tendrá que bastar con la beneficencia y la imaginación que aporta, por ahora, además reconozco que mis conocimientos sobre tal tema en términos científicos son prácticamente nulos. Sin recurrir a una pieza musical en particular, pensé en lo que representa crear música, y me agrada suponer que es música del universo, pues literalmente lo es, sin más argumentación. No pretendo decir que en cualquier parte del universo exista una civilización creando música, no me dejaré malinterpretar, pero no podría negarlo. En lo personal estaría complacido si se pudiera encontrar a tal civilización. Pero no son esos pensamientos fantasiosos los que me han llevado a incluir este fragmento aquí. Si se piensa un poco el asunto, por simple que parezca, la música humana tiene un valor incalculable, pues de ser la única en todo el universo, adquiere entonces maravillosas e inigualables características. Por otro lado, de hacerse presente en otras partes del universo, la música entonces adquiriría una supremacía total, podría incluso considerarse como una constante universal, algo inmanente al universo, una característica que el mismo cosmos eventualmente desarrolla en sí mismo. Pero después de todo, son sólo ideas y me interesa llegar a prisa al argumento de la música. Carl Sagan solía decir: “La imaginación, con frecuencia nos llevará a mundos que nunca fueron. Pero sin ella, no iremos a ninguna parte”. No es secreto alguno que la música dispare la imaginación y la creatividad. Así que me gustaría que todo aquel que lea este texto, lo haga mientras escucha una melodía. Lea y escuche. Recuerde que existe una diferencia entre música y ruido.      


“Hay dos caminos principales de ver la ciencia como un profesor y puedo ilustrarlo hablando sobre dos aproximaciones al estudio del espacio. Existe la aproximación de Carl Sagan, la cual es: ‘El Universo, ¿Acaso no es maravilloso?’ Esa es mi aproximación. Por otro lado, existe la que personalmente defino como la aproximación del ‘sartén antiadherente’, la cual básicamente sería apoyar a la NASA por el simple interés en la producción comercial de los sartenes antiadherentes. Eso es un extremo, sin embargo cuando se me pide justificar la educación científica, a diferencia de otras personas, no opto instantáneamente por el beneficio que aporta algo. Por ejemplo ¿Por qué preservar la selva Amazónica? 'Ah porque quizá seamos capaces de extraer sustancias medicinales de las cortezas de árboles.' Tal vez podamos, pero esa no sería la razón por la que yo quisiera conservar la selva Amazónica. Así que en eso me parezco a Carl Sagan. Me intriga el maravilloso espacio, la belleza del universo, la inspiradora naturaleza del espacio profundo y el tiempo, la profunda complejidad en biología y no distracciones como el uso material inmediato (Richard Dawkins, 2008).”

Si se piensa, esto no es propio de la educación científica. Puede verse en cualquier espacio académico. Facultades universitarias invadidas por la nociva idea del 'beneficio', cuando se lleva al extremo. En donde se les enseña a los estudiantes que lo inusual no puede tomar un papel importante y convertirse en una maravillosa idea. Donde ahora se habla sólo de beneficios instantáneos. Donde espléndidos profesores han cesado de impartir clases, pues sus conocimientos en la materia no le importan a nadie, o el presupuesto para la materia desaparece, pues a los directivos no les interesa, o simplemente como una consecuencia directa de la presión social y situación laboral que tanto obligan a las universidades a cambiar de modelos educativos según su gusto, pues el mercado requiere cierto tipo de empleado, que cambia frecuentemente. No seamos extremistas y aseguremos que esto se presente en todas las aulas educativas. Ciertamente espero que no. Pero es bastante común percibirlo.

Enseñanzas que alimentan y crean un criterio superfluo y automatizado, donde el 'beneficio' material importa más que bailar, sonreír, cuestionar o siquiera pensar, y que lamentablemente alimenta una mentalidad consumista. ¡Dame el maldito dinero, hijo de puta! A estas personas siempre me ha gustado contestarles “Quien no sabe bailar dice que los tambores no valen para nada (proverbio danés).” Universidades donde no presentan a los alumnos distintos criterios y puntos de vista, que contradigan el suyo. Donde sólo se les enseña a trabajar y nunca a innovar o cuestionar. Este tipo de mentalidad comienza a generar pavor en mi salud mental. Absurdo como decirle a un estudiante de artes que no improvise, y rompa paradigmas. ¿Se ha fijado como trabajan las mentes de ciertos aprendices? Me parece maravilloso el poder y la creatividad que se desarrolla en la cabeza de un estudiante. Existen sorprendentes intelectuales y me parece aterradora la idea de enseñar para trabajar y no para entender y desarrollar. Mal profesor el que no les quite a sus alumnos el miedo de preguntar y no les enseñe, aunque sea necesario dejarlos en ridículo. Malintencionado y miserable el profesor que de manera frecuente responda a una pregunta, diciendo “eso ya debería de saberlo”, quién lo hubiera visto en su época de estudiante, tan ignorante como sus pupilos. Mediocre el profesor que imparta su materia de manera aburrida, siquiera, y que asistir sea considerado como algo fastidioso e inoportuno por los alumnos que asisten a su clase - esta última palabra tiene por significado lo siguiente: “Lección que da el maestro a los discípulos cada día (Real Academia Española).” Insultar quizá no deba ser considerado como una lección, también sería benéfico no incluir la soberbia, y el desinterés por lo que uno hace: enseñar. Lastimosamente los alumnos son abatidos frecuentemente por estos métodos. Donde lo interesante de instruir se ha convertido en algo demasiado mecánico y redundante. Y esto ni siquiera se limita a la puerta del plantel académico. Es mucho más común en la sociedad.

Pero todo esto tiene que ver, según mi criterio, con una molesta actitud del estudiante, que me desagrada aún más. Creer que lo que se le dice en la escuela, es absolutamente verdad y jamás promover, aunque sea en sí mismo, la búsqueda de información contradictoria, o siquiera información complementaria. ¿Recuerda que en algún punto de su educación media se le enseñó que la evolución por medio de la selección natural era la supervivencia del más apto? Bueno, tal vez quiera leer un poco acerca de ello, y conocer la verdad. También recomendaría que leyera un poco acerca de la cirrosis, probablemente no lo tenga en mente cuando toma de manera tan desmedida. ¿Recuerda con exactitud que en la materia de geografía se le enseñó que la Tierra rota a una velocidad de 1, 609 km/h, pero se desplaza a través del espacio a la increíble velocidad de 107, 826 km/h? Supongo que no, pero me gustaría ayudarle a recordar, después de todo, esto podría favorecerle y ayudarle a entender un poco más las cosas. Las células con el mayor periodo de vida en su cuerpo, son las células cerebrales - llegan a vivir el mismo tiempo que usted. Su cuerpo está constituido -aproximadamente- por un millón de millones de células. Los oídos de un grillo están localizados en las piernas delanteras, justo debajo de la rodilla, en términos coloquiales. Podrá preguntarse qué intento manifestar con estas observaciones. Me intriga la posición de las personas frente a la incertidumbre. El humano pasmado frente a lo desconocido.

Pero mi preocupación no se hace esperar. En general ¿Cuál cree que sea la posición de la humanidad frente a lo misterioso e incierto? Dudaría mucho de su criterio si me respondiese que el uso de la razón es constante en nuestra especie. Me parece inaudito y bastante idiota que una persona prefiera el misticismo y la superstición, mientras niega la hermosa explicación de un problema. Mentalidad que hace creer a las personas que un misterio tiene mayor valía y belleza que la aclaración misma del fenómeno. Existe un caso famoso que puede ejemplificar lo que pretendo decir. Ha sido utilizado por otros autores, en el pasado, y posiblemente criticado de la misma manera, aunque en contextos diferentes. Cuando Isaac Newton explicó la ciencia detrás de la formación del arco iris fueron muchos quienes se lamentaron. No podría estar más en desacuerdo con esta retrógrada idea. Tanto como pensar que las estrellas son perlas suspendidas del cielo y que están ahí para nosotros, para satisfacer nuestros caprichos poéticos y existencialistas. Por favor, que absurdo.

La explicación no destruye, sino descubre patrones inverosímiles en la naturaleza, y puede tener un valor mucho más grande que la prosa de un poeta. Después de todo, la realidad es por mucho, más extraña que cualquier historia de ciencia ficción escrita alguna vez. Cuando uno comienza a entender, por medio del estudio, los fenómenos que ocurren en este mundo y en el universo, comienza a despreocuparse en muchos sentidos, pero si uno no hace nada al respecto, se convierte en cómplice del gran mal entendido causado por la ignorancia y obsesión humana de adjudicar propósitos sobrenaturales a un mundo exclusivamente natural. Interpretaciones que tienen que ver con 'creencias' y no observaciones. Creencias y no suposiciones. 

Existe una diferencia importante entre creer y suponer. La primera de estas palabras significa “firme asentimiento y conformidad con algo (Real Academia Española).” Mientras que la segunda significa “conjeturar, calcular algo a través de los indicios que se poseen (Real Academia Española).” Esto quiere decir que la aceptación de un hecho, mientras se maneje bajo una creencia, básicamente depende de un sentimiento conformista, sin la necesidad de indagar en la cuestión.  Y se relaciona con un sentimiento de superioridad al otorgarle popularidad a un hecho o noticia como seguro o cierto. Me viene a la mente la religión, pero aquí no se tiene intencionado hablar de ello.

Siento la necesidad de agregar un fragmento pequeño, más que otra cosa, una frase escrita por uno de mis hermanos en la sección de comentarios del texto 'Sobre la incertidumbre', con la intención de ilustrar mi argumento. “No estoy nada de acuerdo con la religión pero creo que aun así no tengo derecho alguno de destruir las creencias de alguien pues me disgustaría y enojaría demasiado que alguien se meta con lo que creo o no creo (José Manuel G. M.).” Este comentario fue utilizado posteriormente por un camarada como argumento en defensa de sus creencias y como una invitación directa al aprendizaje cultural y tolerancia. ¿Realmente tendría que argumentar la pobreza de tal comentario como una defensa? Por un lado el comentario de mi hermano claramente estaba guiado a estimular el cuidado y la tolerancia en un tema tan polémico, lo cual es benéfico. Sin embargo, considero que la destrucción de las creencias personales, no debe ser motivo de corajes y odio, mucho menos utilizarse como justificación de irracionalidades. Esa mentalidad evidencía una mente cerrada, infantil y berrinchuda.

Si se piensa un poco, nuestros padres han hecho algo parecido durante toda nuestra vida, después de todo, no creo que un buen padre le enseñaría a su hijo que las flores están ahí sólo para embellecer el mundo. Sería adjudicarle un propósito a las plantas, basado en deseos humanos, y mucho me temo que la naturaleza no funciona de tal manera. Las creencias por lo general están fundadas en ideas con fundamentos básicos y primitivos, bellamente elaboradas por un niño tratando de entender su entorno pero patéticamente conservadas hasta la muerte. Tenga en cuenta que en la antigüedad se creía que la Tierra era plana y que era el centro del Universo. ¿Esto le parece muy diferente a sus creencias? Tenga cuidado en su respuesta, pues en aquellos tiempos querían condenar a Galileo Galilei por tener ideas contrarias, basadas en observaciones, a las creencias del momento. Seguro que en este caso no considera que la ciencia y el pensamiento racional desempeñaron un papel negativo al destruir aquellas creencias, que ahora nos parecen tan absurdas. Apuesto a que lo considera más bien como un beneficio, y no como una hermosa explicación de la naturaleza del Universo por medio del entendimiento de las leyes físicas que lo gobiernan. En busca de la nociva utilidad material, como si el conocimiento no fuera benéfico, que tanto ayuda a generar pensamientos sanos y estupendos, libres de ocultismos. Los humanos han dejado de creer en muchas ideas irracionales, no veo porqué usted no podría. Las creencias causan que las personas conviertan algo extraordinario en algo trivial, conformándose con la ausencia de evidencia y el desconocimiento.

Le intento decir, que probablemente sus creencias no estén basadas más que en tradiciones, de las cuales, usted probablemente desconozca el origen. Ritos que provienen de la interpretación de una mente retrograda carcomida por supersticiones. Y le aseguro que estaría cometiendo un grave error al aferrarse a ellas, como si fueran ciertas en su totalidad (fanatismo), quizá algún día alguien asombroso encuentre una simple explicación. 

Linnda Caporael descubrió la presencia del hongo 'Claviceps purpurea' en las plantas de centeno en Salem (Massachussets) mientras merodeaba por el lugar para un proyecto universitario. Es sabido que los residentes de Salem subsistían mayormente de centeno, y los toxicólogos modernos reconocen que este hongo induce alucinaciones, espasmos, vómitos y delusiones cuando es consumido. Espero que conozca un poco de esta historia, en la cual fueron condenadas a muerte numerosas personas, acusadas de brujería. Se dedujo que las acusaciones fueron influenciadas por los efectos visuales que genera el consumo de este hongo. Algunas personas aseguran que Linnda Caporael ha resuelto uno de los grandes misterios en la historia Norte Americana. Ahora que conoce un poco sobre la explicación científica de lo sucedido, le recomendaría que leyera por su cuenta, para entender mejor lo que quiero decir, y para cultivar sus conocimientos.

¿Recuerda cuando solía creer que al hacer bizco sus ojos quedarían desorbitados por toda su vida? Creo que sería triste morir sin desafiar tal mentira en este momento, hágalo ahora. Lástima me daría aquel individuo incapaz de burlarse de sí mismo frente a un público entero. Negado a morir de un ataque de risa frente a sus estupideces e incoherencias. Aquel que de por sentada su existencia tendrá una miserable vida. ¿No existe en usted curiosidad por entender las obras de Jorge Luis Borges? O ¿Lo que quiso decir Julio Cortázar en el cuento ‘Carta a una señorita en París’? Si no los conoce, búsquelos.

En una ocasión, un compañero de la universidad -que solía asistir a clases para educarse en el lenguaje de señas- me contó sobre una joven sorda que preguntó "¿El atardecer tiene sonido?" Evidentemente el profesor replicó que no. Jamás conocí a esta persona, pero aquella hermosa pregunta se ha quedado conmigo. Sin embargo ¿Qué tan evidente es la respuesta? Me parece que dar una respuesta negativa a esta pregunta proviene de una persona que carece de observación y admiración por todo lo que involucra un ocaso en el mundo natural. Salga y escuche. Cambiará su perspectiva.

En lo personal, me harta escuchar que una sociedad no está preparada para que en ella se de un movimiento radical. Como los argumentos en contra de la homosexualidad en este país. "México no está preparado para legalizar los matrimonios homosexuales y mucho menos la adopción." Absurdas son las personas que portan este lema por estandarte. Si usted es uno de ellos, quisiera recomendarle que antes de callarse, comience por aceptar que se debe a motivos egoístas y no a intereses sociales.

Le recomendaría que piense un poco en el respeto que se merece. A mi manera de verlo, el respeto no debe darse de manera automática, no, el respeto debe ganarse. Ni siquiera un padre debe ser respetado por su hijo bajo un sentimiento de inferioridad o inmadurez, con la patética excusa del adulto que dice "deberás respetar a tus mayores, pues ellos conocen más de la vida y saben qué es bueno para ti". Tal vez alguien quiera debatir esta idea, pero le sugeriría que estudiase la historia del feminismo y sus constantes luchas por la ecuanimidad social. Esto le permitirá entender también que el mal trato a los homosexuales proviene sólo de mentalidades racistas, mismas que segregaron a la mujer durante tanto tiempo. El respeto no ha sido automático, y no veo por qué tendría que comenzar a serlo. El respeto que se inculca en las personas, posiblemente no existía unos cuantos años atrás, se tuvo que ganar. Otra cosa sería argumentar activamente a favor de la violencia y la lucha, y quiero dejar claro que no lo estoy promoviendo. El respeto no debe alcanzarse jamás por medios lacerantes, sino por admiración y gentileza. Por otro lado, el respeto jamás deberá ser negado bajo argumentos prejuiciosos o intolerantes. Debe entenderse que aquí no se habla de 'igualdad', la cual debe estar presente en cualquier trato humano.
Deje de creer en comentarios tan incoherentes como "Solo se engaña uno mismo" ¿Ha jugado ajedrez alguna vez? ¿En solitario? De haberlo hecho, creo que entenderá entonces lo difícil que sería ganarse uno mismo sin previa intención de perder. Quiero decir, uno no se puede engañar así, y me parece bastante ridícula la idea de enseñarle tan mediocres enseñanzas de vida a un niño. Simplemente no es una alternativa para que las personas dejen de mentir. Es sólo que a las personas les encanta engañar ¿Sabe?


Conozca a sus padres, no sabe cuándo puedan irse. Olvide las opiniones de las demás personas, pero nunca rechace un buen consejo. Todos los días aprenda algo y desprenda todo el amor y pasión que tenga para dar. Si se encuentra con un necesitado, ayúdelo, usted pudiera ser el único en hacerlo. Deje de esperar, y comience a enseñar. Haga el amor y nunca la guerra. Disfrute su intimidad, admire su cuerpo. Véase cuanto quiera en el espejo, no existe el diablo, pero sí la vanidad. No se felicite demasiado. Haga reír, pudiera ser la última vez que vea sonreír a la otra persona al hacer el ridículo. Deje que los niños pregunten "¿Por qué?" Pregunte lo que quiera, buscando siempre dos o más respuestas para cada interrogación. Los adultos tienen un gran problema: Olvidan que fueron jóvenes y lo extraordinarios que eran. No compre cosas que no necesita. No haga llorar a un niño. Si consume drogas, aprenda a controlarlas, o déjelas antes de que lo destruyan. Aunque le recomendaría que pensara siempre antes de prender el encendedor que en este país existe una guerra, en la cual han muerto miles de personas, a causa de los narcóticos.


Deje de creer y comience a suponer, sabiendo que no hay nada de malo en equivocarse completamente. Baile y brinque, extrañará sus piernas cuando sea un anciano. Ríase de mí, pues posiblemente yo esté riéndome de usted. Olvídese de la inútil astrología y estudie Astronomía. Sería benéfico que leyera 'Una breve historia de casi todo' por Bill Bryson. Deje de predicar misiones que no recuerda o desconoce. Si tiene sangre azul, como los monarcas, y cree que eso justifica su discriminación hacia otras personas, es posible entonces que sea producto de la endogamia. Tal vez le gustaría leer un poco sobre las graves consecuencias que trae consigo ser producto de este tipo de reproducción.

No le tema a la muerte, después de todo, antes de nacer, usted estaba muerto, y no fue tan malo ¿Cierto?

"Nosotros vamos a morir, y eso nos convierte en los afortunados. Mucha gente nunca va a morir porque nunca nacerán. Las posibles personas que podrían haber estado aquí en mi lugar, pero que de hecho nunca verán la luz del día, exceden en número a los granos de arena del desierto del Sahara. Por supuesto aquellos fantasmas sin nacer incluyen poetas más importantes que Keats, y científicos más importantes que Newton. Nosotros sabemos esto porque el conjunto de posibles personas permitidas por nuestro ADN excede masivamente al conjunto de personas reales. A pesar de estas asombrosas posibilidades somos tú y yo, en nuestra normalidad, los que estamos aquí. Nosotros, los pocos privilegiados, que ganamos la lotería de la vida en contra de todas las probabilidades, ¿Cómo nos atrevemos a lloriquear por nuestro inevitable regreso a ese estado anterior, del cual la inmensa mayoría nunca ha despertado? (Richard Dawkins, 2010)"

Si usted no considera que un ser microscópico sea importante ¿Qué cree que sea usted para el Universo? La diferencia entre escalas es tan apabullante que usted no representa nada en realidad, tómese unos cuantos minutos para pensar en ello. Deje de creerse elemental.

"Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio. Que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista; tienes que leer (José Saramago)." Si un día se pregunta por su propio inicio y el comportamiento de los seres vivos, consulte el Origen de las Especies y un libro de genética, no un libro de ética, mucho menos la Biblia. Entenderá más de lo que espera, y no estará leyendo mitología.

- Escrito por J. F. G.M.